Propiedades del agua con limón

Siempre escuché a mi abuela decir que por la mañana un poco de agua tibia con limón era la mejor manera de iniciar el día. Yo ya sabía que era bueno beber agua por la mañana porque por lo general, el cuerpo tiende a deshidratarse por la noche mientras duerme, pero lo que no sabía eran sus propiedades beneficiosas para el cuerpo.

¿Por qué ha de ser agua tibia? Y ¿Por qué con limón?

Al parecer el limón es una pieza fundamental en este coctel mañanero. Ya sabemos que el limón es rico en vitamina C, también rico en otras vitaminas del complejo B, en hierro, magnesio y  potasio. Podríamos beber directamente el jugo de limón, pero es demasiado ácido y podría dañar nuestro esmalte de dientes. Se recomienda por tanto diluirlo con un poco de agua para que el PH sea menor.

Jarra de agua con zumo de limón

Es necesario que el agua esté tibia, porque ya se ha demostrado mediante estudios científicos que el agua fría daña las mucosas del estómago, y además ejerce un estrés sobre el cuerpo, que debe intentar compensar el exceso de frío del estómago. Por lo tanto, dejaremos el grifo de agua caliente que salga un poco tibia y la mezclaremos con limón.

Es importante remarcar, que tras beber el zumo con agua, se debe esperar entre 15 y 30 minutos antes de tomar otros líquidos o de comenzar el desayuno. De esta manera se asegura el cuerpo de obtener todas y cada una de las propiedades que el agua con limón tiene para nuestro organismo. Si sigues leyendo, te las explicamos una a una:

1 – Propiedades antiinflamatorias:

Beber agua tibia con limón de manera regular cada mañana es la mejor manera de reducir la acidez del estómago. Puede parecer que el limón es ácido, y que podría empeorar el cuadro gástrico, pero en el estómago, el limón se vuelve alcalino, y ayuda a neutralizar los jugos demasiado ácidos. Esta propiedad es la responsable de  eliminar también el ácido úrico de las articulaciones, y por lo tanto, reduce las principales causas de la inflamación.

2 – Saciante y mejora las digestiones:

El zumo de limón ayuda por lo dicho anteriormente en el apartado 1 a mejorar los síntomas de la indigestión, reduce el ardor de estómago, afloja las toxinas y alivia la distensión abdominal. El limón es rico en pectina, por lo cual, resulta una ayuda imprescindible para cualquier dieta que requiera la pérdida de peso, ya que resulta saciante y quita las ganas de comer.

3 – Mejora el aliento:

El ácido cítrico recién exprimido deja un toque de frescura en el aliento, puede atacar las bacterias causantes de la caries y puede desinflamar la gingivitis. Por el contrario, su acidez inicial también puede atacar el esmalte. Existen leyendas urbanas que aconsejan lavarse los dientes antes de tomar un zumo ácido, ya sea naranja o limón, pero es totalmente falso que sea beneficioso, además, tras lavarse, el zumo adquiere un sabor muy desagradable.

Lo correcto es esperar unos 20 minutos después de tomar el zumo. Ya que cepillarse justo después puede hacer el efecto contrario y ayudar a deshacer más rápidamente el esmalte.

4 – Mejora el sistema inmunológico:

Cuando estamos estresados, tenemos tendencia a enfermar porque bajan nuestras defensas. Estudios analíticos demuestran que las personas que sufren cuadros de estrés y tienen bajas sus defensas, muestran bajos niveles de vitamina C, por lo que un suplemento diario cada mañana de vitamina C puede ayudarnos a estar más sanos.

5 – Eliminar toxinas:

Hemos dicho en el punto 2 que el limón afloja las toxinas. Lo que realmente sucede es que el limón mejora la función enzimática estimulando el hígado, que a su vez es el encargado de filtrar la sangre (al igual que los riñones) reduciendo por tanto la proporción de toxinas.

6 – Mejora de la piel:

Otra de las propiedades del agua con limón por las mañanas es su efecto rejuvenecedor para la piel. El agua hidrata y da tersura a la piel, mientras que el limón, contiene propiedades antioxidantes que mantienen alejados los radicales libres, difuminan las cicatrices y las manchas de la edad. La eliminación de toxinas del apartado anterior también resulta clave para mantener una buena luminosidad de piel.

7 – Mayor energía para empezar el día:

La propiedad de activar las enzimas y estimular el hígado proporciona al cuerpo una gran energía, y también ayuda a reducir la depresión, los malos pensamientos y la ansiedad. Tal es la asociación entre esta fruta y el estado de bienestar, que basta oler un limón para mejorar el estado de ánimo al momento. Pruébalo por ti mismo!

8 – Calma el sistema nervioso:

Aparte de lo que hemos dicho sobre los beneficios de la vitamina C sobre el estrés, el alto contenido en potasio de los limones, más que las uvas o las manzanas, ayuda con las funciones cerebrales y nerviosas del cuerpo, así como para mantener la salud del corazón.

Agua y limón propiedades

9 – Sustituto del café:

No es un sustituto natural del café, tal y como lo puede ser el té u otras infusiones, pero sí que recomendamos que probéis por un tiempo sustituir el café mañanero por un vaso de agua con limón. Notareis mejor estado de ánimo, mayor energía durante más tiempo, sin picos ni altibajos, y mejora en las digestiones.

10 – Propiedades antivíricas:

El agua con limón es una de las mejores maneras de reducir las infecciones virales que atacan al cuerpo, sobre todo las infecciones que tienen que ver con la zona de la garganta. Además, fortalece el sistema inmunitario por lo que resulta doblemente eficaz.

Y ahora, es tu turno. Ya conoces estas 10 propiedades tan beneficiosas del agua con limón. Sólo depende de ti empezar con este hábito tan saludable y barato. No usar edulcorantes de ningún tipo, ni siquiera miel. Recomendamos un vaso de unos 200 ml, y puedes comenzar con el zumo de una rodaja e ir aumentando cada día, según te acostumbres, hasta el medio limón.