Propiedades del germen de trigo

El germen de trigo es la parte más blanda del grano y que es la encargada de ayudar a la planta a reproducirse y a que nazca un nuevo brote lleno de nutrientes, de energía y de un potente crecimiento  que ayude a engendrar nuevas plantas de trigo.

La mayoría de ocasiones, el germen, junto con la cáscara es eliminado en los procesos de refinado a la hora de formar otros productos más simples, como por ejemplo la harina blanca. Sin el germen, el producto puede durar mucho más tiempo por lo que facilita su almacenaje y distribución.

 Resulta por tanto, una pena, que se utilicen otras partes del trigo que no sean tan nutritivas y beneficiosas para la salud. Cuando el grano se come de manera integral o completo, las propiedades del germen pueden pasar a nuestro cuerpo, siempre que no sea calentado a altas temperaturas, ya que entonces se perderían la mayoría de los nutrientes.

Germen de trigo y sus propiedades

Contenido nutricional del germen de trigo:

Contiene muchos carbohidratos, por lo que supone una muy buena fuente de energía. Junto con sus proteínas y su cantidad de fibra, que lo convierten en un alimento completo para un buen desayuno en el comienzo del día.

Contiene también una fuente importante de vitaminas de uso diario, tales como la vitamina E y muchas de las vitaminas del complejo B, como niacina, tiamina o b6. Aparte, el germen de trigo es rico en minerales como el hierro o el potasio, y con muy buenos niveles de zinc, calcio, fósforo y selenio.

Por último, otro de los aspectos más positivos de su contenido nutricional es su composición en ácidos grasos omega-3, tan necesarios y beneficiosos para la circulación sanguínea y el proceso de formación del colesterol.

A continuación, vamos a ver cuáles son  las propiedades a nivel corporal de salud y las razones de por qué debemos tenerlo en cuenta para nuestro organismo.

Propiedades:

Aumento de antioxidantes:

Al comenzar a utilizar el germen de trigo en la dieta, podemos mejorar nuestro sistema inmunitario. Se ha demostrado que la hidrolización de la proteína del germen de trigo aumenta de manera positiva la actividad de los antioxidantes dentro de nuestro cuerpo. Estos antioxidantes, son los encargados de buscar y eliminar los radicales libres y otros microorganismos que pueden enfermarnos y hacernos envejecer más rápido.

Bueno para el corazón:

Se ha demostrado que un uso habitual de trigo integral, junto con el germen, puede reducir los factores de riesgo asociados a las enfermedades del corazón y aumentar, en general, la salud de todo el sistema cardiovascular.

La fibra del germen y su contenido en omega 3 y en un compuesto denominado “octaconasol” ayuda a reducir la presencia de colesterol en las arterias, y también previene la aparición de posibles accidentes cerebrovasculares.

Ayuda a prevenir el cáncer:

El cáncer se alimenta de glucosa, y el germen de trigo ayuda a interrumpir dicho metabolismo inhibiendo las quinasas, que son precisamente las moléculas que estimulan su crecimiento.

Al aumentar el sistema inmune, se aprecian mayor cantidad de macrófagos (buenos)  dando como resultado una disminución de las células cancerosas.

Propiedades contra el envejecimiento:

Los antioxidantes, junto con el resto de vitaminas y minerales forman un cóctel interesante para frenar el envejecimiento, mejorar la piel y prevenir la caída del cabello. Sobre todo, la presencia de vitamina E es la precursora de dichos beneficios. Además, como añadido, se mejoran afecciones habituales como la psoriasis, las quemaduras solares, eccemas, arrugas y otras patologías de la piel.

Mejora de los resultados deportivos:

Muchos estudios han determinado que el germen de trigo dispone de alta cantidad de “Octaconasol”, que permite aumentar la resistencia y el rendimiento deportivo. Se mejora la obtención de energía ahorrando las propias reservas corporales.

Las vitaminas de complejo B ayudan a obtener la energía para el correcto consumo celular. El metabolismo funciona con una mejor adaptación, sin acumular grasa, con mayor fuerza y con un estado de alerta más pronunciado.

La proteína del germen de trigo permite mantener los músculos fuertes y sanos, reparando aquellos tejidos que estuvieran dañados y regulando el equilibrio natural del organismo.

Bueno para el embarazo:

El germen de trigo tiene entre sus componentes el ácido fólico, cuya presencia es muy importante para garantizar el correcto desarrollo del embrión. Las mujeres que tienen óptimos niveles de folatos en el cuerpo aumentan las probabilidades de dar a luz un hijo sano, sin los problemas asociados a su falta, tales como defectos del tubo neural, espina bífida…etc.

Prevención contra la diabetes:

La presencia del ácido fólico, aparte de los beneficios para las embarazadas está involucrado en reducir los niveles de homocisteína en el organismo. Este compuesto se relaciona con enfermedades vasculares, con diabetes y con afecciones cardiacas, por lo tanto, consumir germen de trigo ayuda a reducir la probabilidad de contraer estas enfermedades.

Posibles efectos secundarios:

El germen de trigo contiene gluten. Cada vez más personas se han vuelto intolerantes al gluten, por lo que es posible que afecte al tracto digestivo. Conviene hacerse un examen de celiaquía para estar completamente seguro.

También contiene un alto contenido calórico, que en caso de no gastarse, puede ayudar a aumentar de peso.

Propiedades del germen de trigo
5 (100%) 2 votes

Dejar un comentario