Propiedades de la malaquita

La malaquita es una piedra de color verde opaco especialmente atractiva por las formas redondeadas de sus betas que recuerdan y hacen referencia a las formas representadas por el reino vegetal, las plantas, las hojas, los árboles…etc.

El nombre de malaquita procede del griego “malakos” que significa “suave”.

Conocida históricamente hace más de 6000 años, ya existían minas de malaquita en el antiguo Egipto. Los faraones las colocaban en sus tocados, creyendo que les ayudaría a gobernar de manera más justa y responsable.

Los griegos y romanos la utilizaba para ornamentos, para joyas, e incluso en forma de polvo para maquillaje y sombre de ojos.

Posteriormente, en la edad media, se le atribuía propiedades capaces de ahuyentar el mal de ojo y de curar algunas dolencias de estómago.

Propiedades de la malaquita

Se la relaciona con San Francisco de Asís, de tal modo, que se creía que tiene propiedades para poder entender el lenguaje de los animales.

En suiza y en los Alpes franceses, las madres de familias numerosas utilizaban cruces de malaquita para traer buena suerte en sus partos.

La morfología de la roca permite que aparezcan formas y bandas en forma de ojo verde en la superficie del pulido, lo que siempre se ha considerado como un talismán para evitar los acontecimientos negativos y mejorar los poderes visionarios del futuro.

Ofrecían protección para los más jóvenes de la casa a modo de talismán, y cuando, por alguna razón, se caía rompiéndose en pedazos, simbolizaba la advertencia de un peligro inminente.

Propiedades y usos de la malaquita

Protección de radiaciones

La malaquita se asocia con la protección ya que absorbe energías negativas y contaminantes, tanto del cuerpo como del entorno. Protege de la radiación electromagnética y de las propias energías telúricas terrestres. Se recomienda colocar malaquita en casa cerca de algunos electrodomésticos como el microondas o la televisión. También en el trabajo, junto a teléfonos y ordenadores, protege del ruido y de la radiación dañina para la vista que ocasionan los fluorescentes.

Formas

Protege al viajero, superando los miedos a volar, evita los accidentes aéreos y las congestiones en carretera. Lo que hace que sea un talismán muy habitual entre los trabajadores de las aerolíneas.

Propiedades curativas

En primer lugar, advertir que la malaquita es un mineral tóxico, por lo que no se recomienda su manipulación en polvo, evitando respirarlo. Se recomienda su uso en forma de piedra pulida. No colocar nunca en la boca ni en mucosas. Se recomienda envolverla en un paño. Sus propiedades curativas no se verán por ello disminuidas.

La malaquita ha sido también llamada como la piedra de la partera, ya que se le asocian propiedades para mejorar y aliviar el parto. Regula el ciclo menstrual y se asocia con la mejora en los órganos femeninos.

Alivia los sudores fríos de la fiebre y los temblores del Parkinson. Beneficiosa para mejorar el asma, los problemas de intestino y los dolores reumáticos. Buena para los cálculos renales y biliares.

Tonos oscuros

Ayuda disminuir la presión arterial, la epilepsia y las fracturas de huesos. Aumenta el sistema inmunitario y estimula al hígado para eliminar toxinas.

Las malaquitas de tonalidades más oscuras promueven la curación física, mientras que aquellas de tonalidades verde claro promueven la mejora de los estados emocionales y el crecimiento espiritual.

Sanación emocional

La malaquita se conoce como la piedra de la transformación. Fomenta el cambio y anima a tomar riesgos que puedan afectar a las emociones. Ayuda a mostrar el camino de crecimiento espiritual, así como a distinguir las causas que nos perjudican de manera psicosomática.

Ayuda a eliminar la timidez y estimula el pensamiento responsable, aumentando la empatía con el resto de personas de nuestro entorno. Las personas que se rodean de malaquita son más propensas a tener relaciones saludables basadas en el amor y no en la necesidad.

Esta ayuda emocional permite disminuir las depresiones y los estados de ansiedad. Cura aquellos estados emocionales relacionados con trastornos producidos en la infancia.

La malaquita ayuda a superar los miedos a enfrentarnos a otras personas cuando nos encontramos en situaciones desfavorables o injustas. Nos ayuda a encontrar la fuerza necesaria para asumir nuestro lugar en el universo.

 Equilibrio energético

La malaquita está relacionada con el chakra del corazón, situado en el centro del pecho, bajo el esternón. Su energía verde regula nuestra interacción con el mundo exterior y con todo aquello que nos rodea, sean objetos o personas.

La energía procedente de la malquita se utiliza para resolver bloqueos y equilibrar de nuevo el chakra del corazón, permitiendo comprender de manera clara y racional nuestras propias necesidades emocionales.

Libera de experiencias traumáticas del pasado y facilita la visualización hacia el futuro. Permite identificar el siguiente paso hacia nuestra realización personal.

Su color opaco, en lugar de cristalino, permite absorber las energías en lugar de emitirlas. Es por ello muy recomendada para colocarse en áreas contaminadas o dañinas para la salud. Resulta importante, una vez utilizadas, limpiar las piedras después de su uso.

Meditación

La meditación junto con piedras de malaquita permite encontrar de manera más rápida aquellos aspectos de nuestro interior que nos frenan en nuestro crecimiento personal y espiritual. La meditación con malaquita ayuda a equilibrar las energías y liberar la mente de los traumas del pasado.

se recomienda hablar  directamente a la malaquita sobre los miedos y sobre las preocupaciones en voz alta, sosteniendo el cristal a la altura de la cabeza como si estuviéramos hablando con otra persona

Algunas personas meditan con malaquita para poder ponerse en contacto con la tierra. Aumenta nuestra conciencia sobre nuestro lugar en el planeta.

 Como talismán y amuleto

Siempre ha sido considerada como una piedra talismán para proteger a los niños y a los bebes. Si una piedra era colocada junto a una cuna, se creía que ahuyentaba a los malos espíritus y permitía que el bebe pudiera dormir plácidamente toda la noche.

Talisman de malaquita

Aquellas piezas de malaquita que tienen formas o marcas redondeadas, son consideradas como talismanes para protegernos del mal de ojo. También se las llama piedras del pavo real, porque su forma recuerda a los ojos que tienen los pavos reales en su cola.

Se consideran piedras que atraen la fortuna y la suerte en los negocios, ayudando a visualizar los pasos adecuados lograr los sueños y propósitos establecidos. Permiten motivar para el aprendizaje de nuevas habilidades, nuevos conocimientos y nuevas relaciones personales.

 

Propiedades de la malaquita
5 (100%) 1 vote

Dejar un comentario