Propiedades de la rosa de Jerico

La rosa de Jericó es una planta que aparece sobre todo en las zonas desérticas del norte de áfrica y de medio oriente. Su característica principal es que es una planta que puede secarse por completo, y luego, tras colocarla en agua, vuelve de nuevo a la vida, de ahí, que se la conozca también con el nombre de la “planta de la resurrección”.

Rosa de jericó

La tradición antigua entorno a esta planta afirma que en su interior se esconde el espíritu del desierto.

Algunas propiedades de la rosa de Jericó:

–          Prosperidad y éxito

–          Absorbe energías negativas

–          Protección

–          Transmite energía positiva en monedas y gemas.

 Ritual rosa de jericó

Cuidados de la rosa:

El agua de la Rosa de Jericó debe cambiarse cada domingo. Se recomienda tirar el agua sucia ya que podría contener energías negativas.

Colocar la planta cerca de la entrada de casa para protegernos de las visitas.

Añadir monedas de cobre en número impar y del mismo valor al recipiente de la rosa ya que el cobre es buen conductor. Tras un ciclo de luna llena podemos usar dichas monedas como talismanes, regalarlos a amistades o dejarlas en lugares estratégicos, pero nunca venderlos. Además de monedas, podemos usar gemas, conchas marinas, e incluso clavos metálicos.

La primera vez que compramos una rosa de Jericó, debemos dar la bienvenida al espíritu del desierto encendiendo velas e incienso. También conviene hablarle a la planta. Añadimos las monedas al recipiente y ponemos 3 velas blancas en forma de triángulo alrededor de una jarra de agua que vayamos a usar. Podemos encender incienso, poner música que nos agrade relajante de fondo y dejar que nuestros pensamientos positivos vayan entrando en nuestra mente.

Una vez nos sentimos positivos, ponemos las manos en el recipiente de agua con las palmas hacia abajo y bendecimos el agua diciendo “Por el bien mío  de todos los que me acompañan, bendice esta agua y conviértela en el vehículo de protección y amor. “

Añadimos lentamente este agua en el recipiente donde tenemos la rosa de Jericó. Cerramos los ojos y damos la bienvenida al espíritu del desierto diciendo:  “Bienvenido a mi casa espíritu sagrado de la rosa de Jericó. Mi nombre es _____ (nuestro nombre)y soy una bruja. Me comprometo a proteger esta rosa y a traer prosperidad a esta casa. Ayúdame a mi y a mi familia, guíanos para que podamos dar lo que recibimos de ti

En ese momento, mucha gente afirma escuchar un nombre. Es el nombre del espíritu. Lo guardaremos para nosotros sin decírselo a nadie. En caso de no escuchar ningún nombre, esperar una semana repetir el procedimiento con la jarra de agua y las velas. En ocasiones los espíritus necesitan de un cierto tiempo para tener la confianza de presentarse.

El ritual termina cuando nosotros decidimos que así sea. Podemos apagar las velas o dejarse consumir. Únicamente queda cuidar la rosa y cambiar el agua cada semana y esperar que la prosperidad y felicidad lleguen a su casa.

12 Comments

  1. Jose Antonio abril 23, 2015
  2. Myriam mayo 7, 2015
  3. conchi mayo 19, 2015
  4. Mario Avalos Espinoza mayo 30, 2015
  5. luz febrero 21, 2016
  6. Sierva de Dios febrero 23, 2016
    • Ivonne marzo 9, 2016
    • Isaura Peña agosto 2, 2016
      • Silvia Sarro abril 18, 2017
  7. Alicia b zapata marzo 2, 2016
  8. Lorena enero 3, 2017
  9. Conchita abril 7, 2017

Leave a Reply