Propiedades de las pipas de calabaza

La calabaza pertenece a la familia de las cucurbitáceas , como el calabacín o el pepino, y se sabe que existen más de 700 variedades. Sus semillas o pipas de calabaza son muy valoradas por su valor nutricional, ya que contiene vitaminas A, E, F y grupo B. Igualmente son ricas en proteínas, con un porcentaje de hasta el 35% de proteína además de que contiene todos los aminoácidos esenciales; únicamente el triptófano y la metionina son algo bajos, por ello también se suelen consumir con pipas de girasol, cuyo porcentaje es mayor.

Pipas de calabaza

Las pipas de calabaza son ricas en ácidos grasos poliinsaturados. Se sabe que las pipas de calabaza contienen seis veces más ácido linoleico que el aceite de oliva. Aparte son una fuente excepcional de minerales, sobre todo hierro y zinc, pero también fosforo y magnesio.

Propiedades de las pipas de calabaza:

1 – Propiedades antihermínticas:  Desde hace siglos se conocen sus propiedades contra parásitos como las lombrices o la tenia (solitaria).

2 – Combate la anemia: Tienen alta concentración de minerales como el hierro por lo que resultan útiles para la lucha contra la anemia.

3 – Mejora el sistema inmunitario. En este caso, el mineral encargado de favorecer el sistema inmune es el zinc, que además desempeña un papel importantísimo en la creación del ADN y ARN así como en el crecimiento celular.

4 – Propiedades antioxidantes: Ayuda al organismo a protegerse contra los radicales libres por lo que también tiene un factor anti envejecimiento.

5 – Mantener la próstata sana: Las pipas de calabaza tienen compuestos que ayudan y estimulan a producir ciertas hormonas, como la testosterona. Aparte, el zinc es realmente esencial en la próstata, que aparte de zinc, demanda otras cantidades de fósforo y vitamina A. Por suerte, las pipas de calabaza son ricas en zinc, fósforo y vitamina A, por lo que la convierten en un protector natural de la próstata.

Cómo comer las pipas de calabaza:

Tenemos varias formas de hacerlo. La más extendida es la de comerse las pipas de calabaza de igual forma que lo hacemos con las de girasol. Todas las tiendas de chucherías y caramelos suelen tener bolsistas de pipas tostadas de calabaza. Aunque nosotros consideramos que no es la mejor forma, ya que al haber sido tostadas, muchas de sus vitaminas y de sus elementos son eliminados. El hecho de tostar la pipa hace que acidifique la sangre y haga además perder calcio y magnesio al organismo.

Recomendamos por tanto tomar la pipa de calabaza en estado crudo, en ensalada, molida en polvo, o germinada. Se pueden encontrar en herboristerías y tiendas especializadas en productos ecológicos.

Leave a Reply