El alpiste es una planta gramínea cuyo origen se remonta a la zona del mediterráneo y que viene siendo usada desde tiempos muy remotos como alimentación de pájaros domésticos  de poco tamaño.

Las propiedades curativas del alpiste son las mismas propiedades que puede tener una selección de semillas, que en este caso están orientadas para el consumo de aves, pero igualmente son semillas y cereales que siempre se han demostrado ser beneficiosos para el hombre pero sin llegar a creer que el alpiste posea propiedades curativas mágicas ni considerarse un remedio para ningún mal o un secreto para adelgazar. Las semillas del alpiste son de grano pequeño por lo que para el consumo humano se hace difícil a no ser que se hidrate con agua o se germine, de modo que se asimiles todos los nutrientes y las propiedades sean aun mucho mayor, ya que los principios activos latentes dentro de las semillas se despiertan y aparecen con mucho mas vigor y fuerza, y de todo ello se puede aprovechar el ser humano.

El alpiste, llamado científicamente Phalaris Canariensis en honor a los canarios, tiene un alto contenido en proteínas, celulosa y fibra.

Cuando el alpiste es colocado con agua, unas 10 a 24 horas y se humedece, ocurre lo mismo que ocurre en la naturaleza para que aparezca la vida y surja una nueva planta. Aparecen una serie de procesos químicos en el interior de las semillas y la facilidad de digestión aumenta ya que aparecen mas enzimas, según se dice, hasta 100 veces mas enzimas que con el alpiste en seco. Los enzimas son muy necesarias para la digestión en nuestro cuerpo, y si no los obtenemos del alimento, los usamos de nuestra reserva, que por cierto es agotable y nunca se rellena, por lo que un alimento como el alpiste proporciona ya los enzimas y evita ese desgaste. Los enzimas del alpiste facilitan la digestión y transforman los almidones en glucosa. El resultado final es que el cuerpo gana en salud tanto interna como externamente y por ello parece como si nuestro organismo pareciera mas joven, como si rejuveneciese.

Para hacer la leche de alpiste, se recomienda poner en remojo toda la noche unas 5 cucharadas de alpiste, a la mañana siguiente, se retira el agua sobrante y se ponen las semillas remojadas en un litro de agua, todo ello se bate en una batidora y queda una leche de color parduzco blanquecino y espumosa.

Esta leche será la que nos mantenga sanos y delgados si la tomamos a diario, unos 3 vasos cada día, o eso es al menos lo que afirman algunos estudiosos del alpiste, pero claro, los milagros no existen y seguramente se tiende a exagerar.

Es famoso el jugo de alpiste o una leche hecha con el alpiste remojado en agua, que puede usarse para adelgazar o perder peso, pero tiene un sabor desagradable, por lo que no se recomienda añadir ni fruta para endulzarlo, ni mucho menos azúcar, ya que contiene muchas calorías y entonces no lograríamos el efecto adelgazante deseado, aparte el azúcar es un acidificante que mata las enzimas. Se recomienda en todo caso algún endulzante natural inocuo como la estevia o el sirope de agave, para mejorar el sabor podemos añadir una ramita de canela y un par de frutos de cardamomo.  Con azúcar los diabéticos tampoco podrían aprovecharse de las propiedades del alpiste, que son varias y las vamos a enumerar a continuación:

1 – Propiedades desintoxicantes y anti tumoral (antioxidante).

2 – Regula el nivel de azúcar sanguíneo.

3 – Mejora el sistema cardiovascular y previene la arteriosclerosis.

4 – Propiedad diurética.

5 – Baja la tensión arterial.

5 – Facilita perder peso ayudando a eliminar grasa.

6 – Facilita ganar músculo por su cantidad de proteína, aporta tono muscular.

7 – Ayuda a ir al baño por su alto contenido en fibra.

8 – Desinflama las articulaciones. Combate artrosis y artritis.

9 – Baja el colesterol.

10 – Desinflama órganos internos como el hígado, riñones y páncreas.

11 – Se usa como remedio para afecciones renales y de vejiga (cistitis) ya que mata las bacterias de las vías urinarias.

12 – Propiedad refrescante.

13 – Mejora la piel

El alpiste para adelgazar y bajar de peso:

Como hemos dicho, permite adelgazar a las personas que lo necesitan, ayudando a eliminar las grasas. Esta propiedad se la debemos a la enzima lipasa, que como su nombre indica se encarga de destruir los lípidos o grasas del cuerpo.

Se supone que al remojar el alpiste durante toda la noche, la pasta o leche resultante esta cargada de enzimas, lo que permitirá adelgazar.

El alpiste para la salud del ser humano:

Pero aparte de las propiedades adelgazantes que atacan las grasas, el alpiste se caracteriza por fortalecer a las personas gracias a su alto contenido en proteínas de alta calidad.

También restituye las funciones del páncreas, por lo que se regula la insulina y ayuda a eliminar la diabetes. Resulta muy aconsejable el alpiste para los enfermos diabéticos. Dicen que acaba con la diabetes en unas pocas semanas.

Aumenta el numero de hepatocitos en el hígado, lo que significa que es un eficaz remedio contra la cirrosis.

El alpiste también combate las enfermedades de los riñones y el hígado y hace disminuir la reproducción de las bacterias en las vías urinarias.

Es antioxidante por lo que ataca la aparición de tumores u otras malformaciones de crecimiento anormal.

Pero ojo, todos estos beneficios siempre vienen con el alpiste usado de manera cruda y en germinados, nunca cuando calentemos el alpiste por encima de 40 grados, ya que la cocción de este alimento destruye todas las encimas tan beneficiosas.

También se recomienda usar un alpiste no tratado genéticamente, que sea orgánico y libre de pesticidas, en caso de no encontrarlo, lavarlo bien bajo el grifo y luego ponerlo en remojo. Se recomienda un alpiste sin fibras de sílice, que el sílice puede ser cancerígeno, que es posible encontrarlo en algunas herboristerías. Pero como hemos dicho antes, en caso de no encontrar un buen alpiste, basta usar el de los pájaros, lavarlo y colarlo bien para no tener el sílice de las cascaras. El agua de remojo en el que reposa durante 8 horas o durante la noche se debe tirar también. Y es importante que no llegue a fermentar, por lo que conviene tomarse la leche hecha el mismo día y no guardarla varios días.

Se comenta también en los foros sobre el alpiste que la silica o el sílice de la cascara en realidad no es cancerígeno, que apenas es una pala publicidad por parte de los vendedores del alpiste para humanos.  Y la verdad es que tiene su lógica, porque no deja de ser un alimento natural, de la naturaleza, y la naturaleza es muy sabia y no hace nada perjudicial, en cambio , la química de otros medicamentos o los pesticidas usados si que pueden ser perjudiciales y cancerígenos, tiene su lógica.

Junto con aceite de linaza, es una aportación extra de ácidos omega 3 que siempre vienen bien, sin tener que acudir a las dietas de pescado que vienen cargadas de metales pesados, mercurios y otros tóxicos que los peces absorben en el mar.

Para una salud máxima, los estudiosos del alpiste recomiendan un vaso de leche de alpiste en ayunas por la mañana y otro antes de acostarse.

Esta información ha sido obtenida según páginas que informan sobre unos supuestos estudios de la universidad nacional autónoma de México.

Aquí exponemos este video obtenido de Youtube que aportará un poco mas de luz al tema de cómo tratar el alpiste y como realizar la leche.